Hay un nuevo rey en el trono al "metal más caro del mundo". Tanto, que duplica el precio del oro

Si pensamos en materiales preciosos seguramente se nos vengan a la cabeza el oro, la plata, el platino, quizá el titanio… pero no. En el mundo real, los metales más preciosos y por ende los más caros tienen otros nombres que no solemos pronunciar o encontrar escritos en un escaparate. Nombres como el rutenio, rodio, paladio o iridio, siendo este último el nuevo metal más caro del mundo.

¿Pero el oro no es carísimo? Mucho, por supuesto. Veamos su precio de cotización. Aunque fluctúa a lo largo del día, en el momento en que se escriben estas líneas una onza de oro (28,3 gramos) cuesta 2.245,89 euros. El platino está a 938,17 euros la onza y la plata a 27,32 euros. Minucias, apenas migajas en comparación con la cotización del rodio y, sobre todo, del iridio.

{«videoId»:»x89w5u6″,»autoplay»:false,»title»:»EL MINERAL MÁS VALIOSO Y GRACIAS AL CUAL TENEMOS MÓVILES Te EXPLICAMOS TODO sobre el COLTÁN», «tag»:»webedia-prod»}

El podio del iridio. Si los 2.245 euros de la onza de oro nos parecen muchos, atención. El rodio, antaño metal más preciado del mundo, cotiza ahora mismo a 3.932,96 euros la onza. Pero es que el iridio cotiza a 4.214,16 euros la onza. Una onza, recordemos, equivale a 28,3 gramos. Hasta el año pasado, el rodio y el iridio se han ido disputando el trono, pero finalmente el iridio ha acabado imponiéndose y cogiendo más distancia.

¿Por qué valen tanto? Por un lado, el rodio se usa muchísimo en joyería para aplicar baños a otros metales preciosos, como el oro blanco o el paladio. No obstante, su verdadero potencial está en la tecnología. Es conocida como la «base de la fotosíntesis artificial» y se usa para fabricar convertidores catalíticos y catalizadores para vehículos de bajas emisiones. También se aplica en aislantes término y en turbinas eólicas.

El iridio, por su parte, es el segundo elemento más denso después del osmio y es el elemento más resistente a la corrosión. Soporta temperaturas altísimas, de hasta 2.000ºC, y curiosamente (o no) es mucho más abundante en los meteoritos que en la corteza terrestre. Tiene aplicaciones en la producción de hidrógeno verde, motores de aviones, dispositivos médicos y semiconductores. Y por supuesto, es muy escaso y se produce en lugares muy concretos.

Hablemos de cantidades. Sudáfrica es el mayor productor de rodio (80% a nivel mundial) y produce prácticamente la totalidad del iridio, que se consigue como subproducto de la extracción de platino y paladio. Anualmente se producen unas 30 toneladas de rodio, mientras que de iridio, solo en 2023, se produjeron 240.000 onzas, o lo que es lo mismo, 6.803 kilos. Por si nos ayuda a ponerlo en contexto, solo en 2023 se produjeron 3.000 toneladas métricas de oro.

Imagen | Wikimedia Commons

En Xataka | Alguien guardó durante años una roca pensando que tenía oro. Al final resultó ser algo mucho más valioso


(function() {
window._JS_MODULES = window._JS_MODULES || {};
var headElement = document.getElementsByTagName(‘head’)[0];
if (_JS_MODULES.instagram) {
var instagramScript = document.createElement(‘script’);
instagramScript.src = ‘https://platform.instagram.com/en_US/embeds.js’;
instagramScript.async = true;
instagramScript.defer = true;
headElement.appendChild(instagramScript);
}
})();


La noticia

Hay un nuevo rey en el trono al «metal más caro del mundo». Tanto, que duplica el precio del oro

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Jose García

.


Source: xataka

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *